Si los productos ‘sin’ te parecen poco apetecibles, sigue leyendo porque te vamos a hacer cambiar de opinión. Sin bien es cierto que cuando pensamos en productos «sin» nos suena a «casi», este no es el caso en la cosmética natural. Actualmente gran parte de los productos que usamos, también en el cuidado del cabello tienen una cantidad increíble de ingredientes, y es sorprendente de cuántos de esos ingredientes podríamos prescindir para tener un pelo con la misma apariencia e incluso más sano.

Desde hace tiempo hemos empezado a oír hablar de determinadas intolerancias y reacciones alérgicas en relación a la cosmética facial y corporal, pero no ha sido hasta hace poco cuando hemos empezado a sentir la misma preocupación por el cuidado del cabello y del cuero cabelludo. Sin embargo, entre tintes, decoloraciones, contaminación, el uso continuado de herramientas de calor, nuestro cabello se ha sensibilizado muchísimo y su cuidado exige un poco de atención extra por nuestra parte.

El tema de los parabenos sigue siendo controvertido. Estos ingredientes son los conservantes que se emplean en los cosméticos y aunque su presencia se relacionó con algunos tipos de cáncer, no hay una opinión concluyente sobre este tema por lo que siguen utilizándose, pero es cierto que cada vez más compañías deciden sustituirlos.

Otro caso diferente son los sulfatos. Se trata de compuestos de la familia de los detergentes que se emplean para que la limpieza del cuero cabelludo y el pelo sea efectiva. Producen la espuma cuando nos lavamos la cabeza y por sí solos no son tóxicos, pero limpian de una forma tan agresiva que resecan el cuero cabelludo y eliminan la barrera lipídica protectora natural de la piel. Esta acción puede producir picores, descamación, sensibilidad… Y si tienes el pelo teñido, tu color durará muchísimo menos.

¿Y qué son las siliconas? Se encuentran en muchos tipos de producto para el pelo, pero sobre todo en los de peinado. Funcionan envolviendo la fibra capilar, otorgándole brillo y suavidad. Lo malo es que con el tiempo se van acumulando, haciendo que nuestro pelo pierda su volumen natural. Además hacen que el cabello se ensucie antes.

Ojo, esto no significa que los champús sin sulfatos no limpien o no dejen una apariencia fantástica, lo que ocurre es que se emplean limpiadores más respetuosos. Si no te lo crees, puedes probar nuestro dispositivo Réduit One, sin parabenos, siliconas o sulfatos, pero con una tecnología sin igual que consigue que el producto penetre en tu cabello dejándolo como no lo has visto antes, ¡desde el primer uso!

En cualquier caso, con Réduit o sin él, te recomendamos entrar en el mundo «sin», tu cabello te lo agradecerá.