La vida pasa. Y nosotras con ella, y nuestra piel y nuestro cuerpo también. Porque somos un cuerpo y muchos, tantos como años van pasando. Y tenemos el derecho y la obligación de cuidarlo. Y, a ser posible, de disfrutar haciéndolo. Al principio, en la primera infancia, todo es tersura y suavidad, luego llega la adolescencia y la piel se manifiesta. Se pone en pie de guerra. Y, desde ese momento, se suceden diferentes períodos corporales, unos más alegres y otros más sombríos. Para todos ellos, existen dispositivos inteligentes para las diferentes etapas de la vida, que contribuyen a que sean vividos con el mayor bienestar, sea cual sea tu edad.

A los 30

Respiras lozanía y frescura y, en medio de ese vendaval de diversión y planazos, ser precavida es ser sabia. Te recomendamos:

Foreo Bear, para mantener el músculo tonificado hoy, mañana y siempre.

Foreo Luna 3, para limpiar en profundidad tu piel. Uno de esos aprendizajes vitales, la doble limpieza es el epicentro del skincare.

Fixeye, para cuidar ese contorno de ojos maltrecho de fiestear. Que tu mirada y tú sigáis iluminando las pistas de baile. 

Sérum by Skinvity para hidratarte con activos cosméticos de calidad y posponer los primeros síntomas del envejecimiento.

A los 35

Es tiempo de conquistas. Profesionales, personales y lo que se tercie. Y es tiempo de empezar a cuidarte de verdad. Aquí van algunas sugerencias.

Tripollar Desire, porque cuando la flacidez facial asoma la patita hay que atajarla.

Tripollar Pose VX, lo mismo, aplicado al cuerpo. Y le añadimos comer mejor y hacer deporte, si es que aún no lo estás haciendo.

Glo 910 +, o el masajeador anticelulítico con el que toda mujer de 35 años sueña.  

Elvie Pump o Elvie Catch, si has sido madre y das el pecho son un must para la vuelta al trabajo y para los comienzos de la lactancia materna, que no siempre son tan idílicos como nos contaban las películas.

A los 40

Nos sentimos más sabias, más fuertes, más plenas… y más ajadas.  Y necesitamos aparatología que nos reste complejos y nos sume autoestima.

Silk’n Infinity Smooth, porque ya no puede ser que te sigas depilando con cera ni mucho menos afeitándote furtivamente. Luz pulsada por unas piernas (o bigotillo o brazos) de seda.

Familia TriPollar, los años no pasan en balde. Y qué, si tenemos la radiofrecuencia cerca.

Réduit Uni, nunca es tarde para que tu pelo brille y empiece, por fin, a gustarte.   

A los 50

Los 50 son los nuevos 40, y al fiestón de celebración tenemos que llegar como las diosas que somos. Y esto lo podemos conseguir con 3 dispositivos excepcionales.

TriPollar Stop VX Gold2, elegante, eficiente y sofisticado. Como esa mujer que habita en ti.

Glo 910 +, en esta década el cabezal de masaje suave y el drenante son imprescindibles. Y el cabezal anticelulítico un viejo y querido conocido.

Sérum by Skinvity porque antioxidante y nutritivo son dos palabras que ya se han incorporado de manera oficial en nuestro día a día. 

A los 60

Lo mejor de esta década es que nos siga apeteciendo descubrir. Restaurantes, lugares, personas o dispositivos que cuiden nuestro cuerpo tanto como nuestra alma.

Elvie Trainer, porque nuestra intuición y experiencia nos dice que 9 de cada 10 mujeres no saben hacer bien los ejercicios de Kegel. Y este es un entrenador inteligente que no te pide más que constancia.

Unicled White Smile, que combina un potente gel blanqueante con el poder de la luz LED azul, para que nuestra sonrisa siga deslumbrando.

Máscara LED UnickSkin, para cuando tu piel tiene más necesidades (manchas, poca vitalidad, rojeces…). Un espectro luminoso que es luz para tu rostro y mucho más.

Como ves, la edad es solo un número, mientras nos rodeemos de dispositivos inteligentes para las diferentes etapas de la vida.