Estrés, polución, cosméticos inadecuados, calor excesivo, coloraciones agresivas, dietas pobres en vitaminas y minerales, hábitos como el tabaco, etc. son algunos de los factores que le están pasando factura a tu cabello. Si te quieres preparar para la llegada del verano (la época en la que más sufre nuestro cabello) y lucir una melena brillante y fuerte, te dejamos 5 consejos fáciles consejos que puedes integrar en tu día a día sin invertir más de un minuto de tu tiempo:

  1. Cepilla el pelo todos los días. Los expertos recomiendan hacerlo dos veces al día y antes de lavarlo. ¿El motivo? El cepillado exfolia el cuero cabelludo, fomenta una mejor circulación, elimina restos de productos, favorece el crecimiento y potencia el brillo. ¿Qué más se puede pedir? El cepillado se realiza primero en las puntas, después de medios a puntas y por último desde la raíz.
  2. La temperatura del agua debe ser tibia. Todas hemo escuchado, incluso probado a terminar el lavado con agua fría, esto fomenta la circulación y cierra la cutícula, lo que le da un aspecto más brillante, sin embargo, y aunque es muy útil, lo mejor es que durante el lavado el agua esté tibia, ni fría, porque no disuelve la grasa, ni caliente, que daña el cabello. Según los expertos es mejor un lavado con agua tibia que un lavado con el agua ardiendo y un minuto de agua fría al final.
  3. No es necesario que cambies de champú de vez en cuando. Si usas unos productos que te gustan y con los que estás contenta, no es necesario que los cambies de vez en cuando para que el cabello no se acostumbre. Por lo visto, esta convicción de que el cabello se vuelve inmune a los beneficios de un mismo champú es errónea.
  4. Incorpora aceite a tu rutina si necesitas reparar el cabello. Si abusas del secador y las planchas, o de la coloración, necesitas reparar el cabello en profundidad y según los expertos, lo mejor para reparar y evitar tener que cortar son los aceites. El aceite restaura el contenido de cada fibra capilar haciendo que cada una se vuelva translúcida de nuevo, produciendo ese maravilloso brillo que todas deseamos.
  5. Masajea tu cabello. Realizar un masaje en el cuero cabelludo durante 1 minuto, sentada, con la cabeza hacia abajo o tumbada, con las manos colocadas en los laterales de la cabeza moviendo el cuero cabelludo sin friccionar y sin usar las uñas. Masajear el cuero cabelludo estimula una mejor circulación, es decir, la sangre fluye y el folículo piloso recibe todo el oxígeno y los nutrimentos necesarios para su crecimiento y para tener un mejor aspecto.

Si además de estos consejos que puedas incorporar a tu rutina fácilmente quieres darle a tu cabello un extra de cuidado, te recomendamos que pruebes nuestro dispositivo para el cabello, REDUIT One, notarás un cabello más nutrido y brillante desde el primer uso. Te lo recomendamos.