Lo primero, si estás leyendo este post seguramente es porque ya tienes en tu poder nuestro dispositivo estrella, TriPollar Stop X.

Enhorabuena porque es que es un dispositivo fantástico, líder a nivel mundial en radiofrecuencia de uso en casa por su más que demostrada eficacia que se basa en dos cuestiones principales:

  • Es un dispositivo de multi radiofrecuencia, lo que significa que se trabajan diferentes puntos de la piel a la misma vez.
  • Es el único que alcanza la temperatura mínima para obtener eficacia clínica, que son 38º.

Aunque te recomendamos que leas las instrucciones, en este post queremos resumir brevemente cómo optimizar este fantástico dispositivo así como darte tips para un uso adecuado:

Preparación:

El dispositivo debe usarse sobre piel limpia y seca, sobre la cual extenderemos una fina capa del gel de glicerina de TriPollar. No es un gel conductor y no es recomendable usar geles conductores puesto que puede afectar a la penetración de las ondas y a la temperatura del dispositivo.

Zonas de uso:

Este dispositivo facial puede usarse sobre el rostro, excepto sobre labios y ojos, pero sí alrededor, sobre el cuello, evitando pasarlo sobre la zona de la tráquea, y sobre el escote en su parte alta, es decir, no sobre el pecho.

Recomendamos empezar con el primer nivel de potencia. En pieles maduras o con signos evidentes de flacidez y pérdida de firmeza puede ser conveniente usar el nivel 2 de potencia. Alrededor de labios, ojos, en cuello y escote es preferible usar el nivel 1 de potencia.

Tratamiento:

Dividimos el rostro en 3 a 4 zonas (mejilla izquierda, derecha, frente, y zona sobre el labio y barbilla). En cada área deberemos pasar el dispositivo entre 3 y 5 minutos.

Colocamos el dispositivo sobre la piel aplicando una ligera presión para asegurar un contacto completo entre los electrodos y la piel. Movemos el dispositivo en un movimiento circular muy lento en una porción de la zona a tratar.

El dispositivo tiene dos sensores de luz, uno verde, que indica que el dispositivo se está calentando y que se apagará cuando el dispositivo alcance la temperatura adecuada. Uno naranja que se encenderá cuando la piel donde estamos pasando nuestro dispositivo TriPollar Stop X haya alcanzado la temperatura óptima.

Continúa con el mismo movimiento circular lento sobre la misma zona, hasta cubrir todo el área de tratamiento, asegurándote de que la luz indicadora de color naranja se ilumine tanto tiempo como sea posible.

Cuando muevas el dispositivo a nueva zona de tratamiento la luz indicadora naranja puede apagarse al no estar la temperatura de la piel todavía caliente.

Si la luz indicadora de color naranja y los indicadores de sonido no aparecen en cinco minutos, o si no sientes calor, intenta mover el dispositivo lo más lentamente posible sin detener el movimiento. Los movimientos lentos, circulares y constantes son más efectivos que los rápidos. Cuanto más lento sea el movimiento, más rápido se calentará el área de tratamiento.

Si la luz indicadora de color naranja y los indicadores de sonido se encienden inmediatamente o si siente calor excesivo, selecciona un nivel de potencia más bajo. Si la luz indicadora de color naranja y los indicadores de sonido no aparecen después de 3 a 5 minutos, selecciona un nivel de potencia más alto, si sigue sin encenderse, haz movimientos más lentos.

Frecuencia de uso:

2 a 3 veces por semana de 6 a 8 semanas. A partir de aquí los resultados se prolongarían en torno a 9 meses o 1año solo usándolo entre 2 y 4 veces al mes. Como puedes ver, aunque hay que hacer un esfuerzo inicial, los efectos se mantienen durante mucho tiempo.

Hay que intentar dejar un día de descanso para volver a tratar una misma zona.

¿Cuándo empezaré a ver resultados?:

La radiofrecuencia se caracteriza por provocar un efecto flash inmediato después de la primera sesión, por lo que notarás los resultados desde el primer uso. Para ver resultados de medio o largo plazo, a partir de la 2-3 semana.

En resumen, TriPollar Stop X es el mejor dispositivo de radiofrecuencia facial para uso en casa disponible a nivel mundial porque trabaja todas las capas de la dermis de manera homogénea lo que consigue un tratamiento más rápido, seguro y efectivo y además alcanza la temperatura mínima para obtener un resultado estético de nivel profesional que es visible y duradero desde las primeras sesiones de uso.