Las manchas son el caballo de batalla de muchas de nosotras, sin embargo, aunque hay cuestiones que las empeoran y que todas conocemos, como la exposición al sol, hay otros hábitos que las empeoran y que en muchos casos son grandes desconocidos.

En este post hacemos un recopilatorio de todos estos factores, para que no haya mancha que se te resista.

  • La principal causa es la exposición solar, la radiación solar (rayos UVA y UVB) son las principales causantes de la acumulación del exceso de melanina en la piel, que provoca esos parches oscuros o manchas.
  • La luz azul: se ha comprobado que la luz que emiten las pantallas de nuestros dispositivos (móviles, ordenadores e incluso televisión) puede influir o empeorar las manchas, sobre todo si hay cierta predisposición.
  • Determinados medicamentos, incluso el ibuprofeno es un fármaco fotosensibilizante, también algunos antibióticos, anticonceptivos y antidepresivos. Por ello es necesario leer el prospecto y tomar medidas de prevención en el caso de que sea necesario.
  • Polución: La polución ambiental es uno de los peores enemigos de la piel, una mala calidad ambiental acelera la edad biológica de la piel y fomenta la aparición de manchas.
  • Las cicatrices mal curadas o el acné pueden acabar convirtiéndose en manchas, por lo tanto te recomendamos que no los toques y los trates con los productos adecuados.
  • Alimentación: algunos científicos australianos relacionaron un exceso en el consumo de proteínas con un exceso de pigmento en la piel, esto es algo que habría que investigar en detalle pero lo que sí está comprobado es que nuestra alimentación afecta al aspecto de nuestra piel y que hay nutrientes como la vitamina C que pueden contribuir a tener una piel más luminosa.

Por tanto es importante aplicar protección solar, en la cantidad y frecuencia requerida, aunque no salgamos de casa en todo el día, llevar una buena alimentación y ser precavidos cuando estemos tomando algún medicamento.

Estos SKINVITY consejos nos ayudará a mantener nuestras manchas a raya y realmente no son tan complicados de llevar a cabo, ¿qué te parece? ¿te animas?