Eliminar las estrías es prácticamente imposible. Las estrías son cicatrices de la piel. La piel se rompe, es decir, se produce una alteración en las fibras de colágeno de la dermis.


Aunque suelen asociarse a distensiones provocadas por cambios en el volumen corporal (dietas, embarazos o incluso crecimiento) cada vez son más lo expertos que lo desmienten y lo asocian directamente a nuestra genética y hormonas.

Como ya sabes, las estrías cuando son recientes tienen un aspecto rosado y más grueso y posteriormente pasan a ser blancas y más estrechas. Cuando son rosadas, su tratamiento es más eficaz mediante tratamientos en clínica como el láser o la luz pulsada.


Sin embargo, hay veces que esta fase rosada es breve y ni siquiera llegamos a darnos cuenta hasta que ya son blancas, y en este punto, eliminarlas es complicado, sin embargo, sí hay determinadas cosas que los expertos aconsejan hacer para evitar su aparición y mejorar su apariencia:

  • Mantener la piel bien hidratada. En los casos de las pieles secas o en los embarazos, los aceites pueden ser el aliado más eficaz.
  • Exfoliar la piel con frecuencia. Puedes hacerlo con un exfoliante casero de aceite de oliva y azúcar. Exfoliar la piel con frecuencia estimulará la vascularización y mejora la penetración de las cremas. Además, contribuirá a la regeneración celular de la piel y la formación de colágeno.
  • Aplicar cremas retinoides (sí, también en el cuerpo) para fomentar la formación de colágeno ya que esto contribuirá a que nuestra piel no se rompa tan fácilmente.
  • Inducir la formación de colágeno con tratamientos que puedes hacer en casa como la radiofrecuencia. Para ello, te recomendamos nuestro dispositivo TriPollar POSE, el dispositivo de uso en casa más eficaz para la formación de colágeno y la mejora de la apariencia de la celulitis.
  • Tratamientos de clínica como la microdermoabrasión o el láser fraccionado.

Desde SKINVITY nuestra recomendación es que hagas aquello con lo que te sientas cómoda, bien sea un peeling casero semanal y una buena hidratación o un par de tratamientos de radiofrecuencia en casa cuando tengas un hueco, pero lo cierto es que las estrías afectan a un 90% de las mujeres, por lo tanto, y dado que no suponen ningún peligro para la salud, puede ser un buen momento para empezar a normalizarlas e intentar sentirnos cómodas con ellas, al final son tan nuestras como nuestro color de piel, nuestros lunares o el color de nuestros ojos.